El Tribunal Constitucional - International Lawyers Associates
 

El Tribunal Constitucional

Cubrimos todas las necesidades del detenido, su familia y seres queridos.

El Tribunal Constitucional es el órgano principal encargado de proteger la Constitución italiana; se le ha encomendado tareas muy importantes para la garantía y protección de los principios, normas y valores de nuestra Constitución!
La Corte Suprema está compuesta por 15 jueces que son elegidos por méritos académicos sobresalientes, experiencia en el campo forense y mérito en los tribunales superiores; en concreto, de conformidad con lo dispuesto en el art. 135 de la Constitución, los miembros se nombran de la siguiente manera:
5 por los tribunales supremos ordinarios y administrativos (3 por el Tribunal de Casación, 1 por el Consejo de Estado, 1 por el Tribunal de Cuentas);
5 nombrados por el Parlamento en sesión conjunta, en votación secreta y una mayoría de ⅔ de los miembros;
5 elegidos por el Presidente de la República de entre magistrados, incluso jubilados y catedráticos de derecho.

Estos, que permanecen en el cargo 9 años y no pueden ser reelegidos, después de su nombramiento, eligen en votación secreta al Presidente del Tribunal Constitucional, quien, por su parte, permanece en el cargo durante 3 años y puede ser reelegido. .

Nuestra Constitución asigna cuatro funciones fundamentales a este órgano: fiscalizar la legitimidad de las leyes del Estado; juzgar los conflictos de atribución; admitir o no la solicitud de referéndum derogatorio; Comentar las acusaciones contra el Presidente de la República.

Evidentemente, dado el valor que tiene esta institución, es fundamental que se asegure la independencia de la Corte de los órganos políticos que la designen, principalmente a través de la duración del mandato de los jueces que la integran (que supera al de todos los demás). instituciones).

La función principal del Tribunal Constitucional es el ejercicio de control sobre la constitucionalidad de las normas aprobadas por las instituciones actualmente en ejercicio; este juicio se establece sólo de manera incidental.

En el caso de un juicio incidental, la iniciativa es de las partes en el tribunal o del juez de primera instancia, cuando las dudas sobre el cumplimiento de los principios constitucionales de una norma sean tales que impidan la resolución del caso concreto, obviamente la “duda “debe estar bien fundada y no ser manifiestamente inadmisible.

Además de esto, el juicio sobre la legitimidad constitucional de una ley también puede ser promovido principalmente, o “curso de acción”, cuando el Gobierno tiene dudas sobre la legitimidad constitucional de una ley específica, o los métodos de votación de la misma.

Según lo dispuesto en el art. 134 de la Constitución, entonces, la Corte Suprema también tiene la tarea de expresarse sobre los conflictos de atribución, entre el Estado y las Regiones, y entre los órganos del Estado. El conflicto de atribución es aquella situación en la que varias organizaciones reclaman la misma competencia, o por el contrario rechazan su propia atribución.

Ahora bien, cabe señalar que, en general, a lo largo de los años, la Corte Constitucional se ha expresado sobre una presunta ‘imposible’ legitimación del ciudadano individual al conflicto de atribución entre poderes estatales.

Nuevamente en 2019, la Corte volvió al tema, es decir, sobre la legitimidad del conflicto de atribuciones entre poderes del Estado de un particular. En este sentido, el número de recursos interpuestos por una sola persona en este foro se ha multiplicado en los últimos años, sin embargo, el Consejo no parece haber hecho nunca aperturas importantes ni haber revelado disponibilidad al respecto. En efecto, en el contexto de las decisiones pronunciadas en los últimos años, la Corte afirmó que «en ningún caso se puede considerar al ciudadano individual investido de una función constitucionalmente relevante como la de legitimarlo para suscitar un conflicto de atribución de conformidad con el art. 134 de la Constitución y 37 ley núm. 87 de 1953 “.

Dictum, este último, sólo parcialmente templado por el hecho de que, más recientemente, la expresión “en ningún caso” “ha dado paso a una afirmación más contextualizada”, según la cual: “la condición de ciudadano votante no implica que sea “investido” de una función constitucionalmente relevante como legitimarlo para suscitar un conflicto de atribución ».

A pesar de esto, ¡las hipótesis en las que un ciudadano individual ha presentado la apelación no son raras! Como ejemplo, pensemos en el conflicto suscitado por un sujeto que se ha definido a sí mismo como miembro “del órgano constitucional” órgano electoral “”, o incluso el cultivado por un particular “como ciudadano que cumple con los deberes constitucionales de lealtad y defensa de la República y de la Constitución “, como” investido directamente por la Constitución de la función pública de rango constitucional consistente en la defensa del núcleo fundamental e intangible de la forma republicana y democrática del Estado “. El Consejo descartó que la apelación presentada por un ciudadano particular pueda admitirse, cuando sea posible, para apelar a la sede de la legitimidad constitucional de manera incidental; además, reiteró la necesidad de que “se plantee en términos inequívocos la lesión del ámbito de competencias que determinan las normas constitucionales”.

Volviendo a las atribuciones de la Corte Suprema, esta última, luego de que la Corte de Casación se haya expresado sobre la legitimidad del referéndum abrogativo, tiene la tarea de evaluar si el texto del referéndum no es contrario a lo establecido por la Constitución; posteriormente, si los jueces declaran admisible el referéndum, se requiere que el Presidente de la República se dirija al mismo, en caso contrario, si expresan lo contrario, la inadmisibilidad del referéndum sólo es válida para el caso concreto.
El Tribunal Constitucional también tiene la función de juzgar la culpabilidad del Presidente de la República tras la “acusación” de las Cámaras. La “acusación” sólo puede promoverse cuando se sospecha que el Presidente de la República es culpable de alta traición, o un acuerdo con estados enemigos, un atentado a la Constitución, es decir, una violación de las normas constitucionales con la intención de subvertir. el orden de la Constitución.

Como se desprende de lo anterior, nuestro ordenamiento jurídico favorece una forma incidental de acceso a la revisión de constitucionalidad, es decir, a través del “filtro” de un juez que, en el curso de un juicio, se ve obligado a aplicar una disposición legislativa cuya constitucionalidad dudas de legitimidad.

Lógicamente para este tipo de accesos debe existir un proceso como oportunidad para la promoción de la quaestio legitimitatis, por lo que los particulares y ciudadanos pueden colaborar, apoyados por un abogado especializado, con el tribunal remitente y con el juez constitucional en la promoción y Resolución de duda sobre la constitucionalidad de la ley.

En este sentido, la Firma de Abogados Penalistas de International Lawyers Associates puede brindar asistencia al ciudadano para la promoción de este tipo de juicio; de hecho, algunos de los abogados más especializados de la Corte Constitucional trabajan dentro del equipo de abogados de International Lawyers Associates, quienes pueden presumir de una década de experiencia en la asistencia a particulares en el establecimiento de la unión de constitucionalidad de tipo incidental.

Si usted, un familiar o conocido se encuentra retenido por un delito, podemos ayudarle.

El procedimiento ante el Tribunal Constitucional

¿Cómo se produce un juicio constitucional?
En primer lugar, el juez que planteó la cuestión debe notificar su orden a las partes del juicio y al presidente del Consejo de Ministros y comunicarla a los presidentes de las Cámaras del Parlamento o al presidente del Consejo Regional correspondiente; posteriormente lo remite al registro del Tribunal Constitucional. La orden recibida aquí se publica en el Boletín Oficial.

A partir de la fecha de publicación, plazo dentro del cual las partes que participan en el juicio pueden presentar sus conclusiones y argumentos, y las partes pueden presentar escritos.

La ley dispone que el Primer Ministro, que puede, en determinados casos, participar en la sentencia ante el Tribunal, es defendido ante el Tribunal por el Fiscal General del Estado.

Hay dos formas en las que se lleva a cabo la discusión de los casos, es decir, puede haber una “audiencia pública”, es decir una reunión abierta al público, durante la cual, luego de que el juez-relator haya explicado el asunto, los abogados los representantes de los sujetos intervinientes en el juicio presentan sus tesis ante el Tribunal reunido.

O el caso puede tratarse en la sala del consejo, basándose únicamente en documentos escritos; este procedimiento simplificado se utiliza cuando no hay partes registradas ante la Corte.

La Corte, tanto en audiencia pública como en salas, se reúne en su composición plenaria de quince jueces.

El Presidente, entonces, para cada causa específica, designa un juez-relator. La elección del ponente es importante, porque es quien, profundizando en todos los aspectos de la causa, propone los términos de la cuestión y las posibles soluciones al colegio.

La Corte se reúne en audiencia pública en la sala especial del Palazzo della Consulta, normalmente cada dos semanas, el martes por la mañana a las 9.30 horas. Detrás del banco en forma de herradura se sientan los jueces con el presidente en el centro, en lugares fijos, desde el más antiguo hasta el más reciente.

Frente a todos los jueces está el estrado de los abogados que, no más de dos por cada lado, intervienen para discutir los casos. Evidentemente deben ser abogados especialistas en procedimientos ante la Corte Suprema, y ​​sobre todo abogados, como los del equipo del bufete de abogados International Lawyers Associates, capacitados para defender ante los “tribunales superiores”; para ello, es necesario registrarse en un registro especial.

Estos abogados toman la palabra en el orden indicado por el Presidente, previo informe del juez-relator. Por lo general, los jueces escuchan a los abogados que presentan sus argumentos sin interrupción. Detrás de los abogados hay un espacio reservado para periodistas y asistentes de estudio.

Es, pues, en la sala del consejo, ante la total ausencia de publicidad, donde se produce la discusión entre los jueces para la decisión de las cuestiones. En efecto, debe considerarse que la decisión de la Corte no se fundamenta únicamente en el llamado dispositivo de la pronunciación pero sobre todo en la motivación que la sustenta. Estos son importantes porque constituyen el núcleo de los precedentes a los que se puede hacer referencia en casos que posteriormente la Corte debe resolver sobre el mismo o similar asunto.

Todas las sentencias de la Corte Suprema

Ahora bien, para aclarar aún más el trabajo de este órgano fundamental, es necesario precisar todas las sentencias que puede pronunciar el Concilio.

Estos pueden ser:
Sentencias de aceptación, con las que la Corte, tras haber valorado la cuestión de constitucionalidad, la acepta, declarando inconstitucional la ley en cuestión.

Este tipo de sentencias son efectivas contra todos a partir del día siguiente a la publicación de la sentencia en el Boletín Oficial. Esto implica que cualquier otro juez que se encuentre aplicando esa regla para decidir una disputa ya no podrá usarla.

Sin embargo, por regla general, la efectividad de los juicios de aceptación es retroactiva, es decir, afecta solo a las relaciones que surgirán posteriormente.

Siempre existen algunas excepciones a esta “regla”, ya que algunas sentencias de la Corte ejercen retroactivamente sus efectos sobre situaciones que aún están pendientes (pensemos en las sentencias en curso o las cerradas con una sentencia aún no res judicata) o cuando Se trata de sentencias concluidas con condena penal irrevocable.

Sentencias de rechazo, por las cuales la Corte, luego de haber ejecutado la sentencia sobre la cuestión de
constitucionalidad de la ley, considera infundado el problema; estas sentencias no son efectivas contra todos, sino solo entre las partes involucradas en la sentencia de constitucionalidad;

Sentencias interpretativas, que tienen por objeto la interpretación dada a una ley. Pueden ser aceptadas, cuando la Corte declara la inconstitucionalidad de una determinada interpretación de la ley e impone una conforme a la Constitución, o rechazo cuando declara la ley constitucionalmente legítima siempre que se interprete de determinada manera.

Sentencias llamadas manipuladora de aceptación, con la que la Corte revisa el contenido de una ley, para evitar declararla inconstitucional y así evitar la formación de un vacío normativo en el sistema. Estos tienen eficacia erga omnes y se distinguen según el tipo de intervención que opera la Corte en: aditiva, ablativa y sustitutiva.

Sentencias de inconstitucionalidad parcial, con las que la Corte elimina únicamente la parte de la ley considerada inconstitucional.

Asistencia al detenido en la propia comisaría

Mantenemos el contacto entre el afectado y sus familiares y seres queridos

Ante una detención la mayor prioridad es recibir asistencia legal especializada lo antes posible y poder mantener el contacto con el exterior.

 Si usted o un ser querido ha sido detenido, podemos ayudarle.

Asistencia en dependencias policiales

Asistencia al detenido en las mismas dependencias policiales en un plazo de 12 horas para cubrir todas las necesidades del afectado y su familia.

Asesoramiento especializado

Ofrecemos información, asistencia y asesoramiento al detenido y a su familia durante la duración de todo el proceso.

Máxima privacidad

Trato personalizado y máxima privacidad y discrección para el detenido y su familia.

Contacte con nosotros

Envíenos su consulta rellenando el formulario y le responderemos con la máxima brevedad. Para emergencias puede comunicarse directamente con nosotros mediante WhatsApp o llamar a nuestro número de teléfono.

    5
    Enviando
    Revisión de usuario
    5 (1 votar)
    es_ESEspañol